¡Gratis! todos nuestros envios y devoluciones son gratis y llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

CÓMO HACER QUE TU HIJO CUMPLA LOS LÍMITES

La mayoría de los padres no saben cómo "imponer límites" sin castigo, muchas de las veces los niños sólo quieren llamar la atención porque no saben cómo expresar lo que sienten y sus acciones son una forma de pedir ayuda.

Cuando el comportamiento de su hijo se ve rebasado, es decir que no sólo grita y hace berrinche sino que golpea, debe insistir en ese límite. De hecho, si ignora el "mensaje" que su hijo está enviando con su "mal comportamiento", solo tendrá que aumentar el mal comportamiento hasta que responda a su mensaje. (Es por eso que la crianza permisiva no funciona).  

¿Castigarlo es la solución?

Definitivamente el castigo no aborda la causa del mal comportamiento de un niño, por lo que no evita episodios futuros. De hecho, imponerle un castigo le dice que es una persona traviesa que no puede controlarse y necesita ser castigado.

Lamentablemente los niños creen todo lo que les contamos sobre ellos mismos, así que esa es una profecía autocumplida. Dado que la única razón por la que los niños eligen hacer lo que queremos, en lugar de lo que quieren, es que esperan complacernos.

La fórmula para mantener los límites  en tres pasos

1.-. No permita que sobrepase el límite físico

Si ve que la intención de su hijo es golpear, lo mejor es que tomé su brazo y con voz firme le diga ¡No está bien, no debes golpear porque duele y tú también te lastimarás! Recuerdas que un niño agresivo es un niño asustado.

2.- Reconozca los sentimientos o deseos bajo el comportamiento de su hijo

La mejor forma de ayudarlo a superar sus sentimientos para que pueda cooperar, es poniendo atención a lo que te dice, así sabrá  que quieres ayudar con lo que le molesta. Así que con la mayor comprensión posible, puede decirle "Parece que quieres..." de tal forma que lo anime a expresar sus sentimientos y emociones.

3.- Ser empático

Dígale a su hijo qué puede hacer en su lugar. Podrías decir: "Puedes decirme lo que quieres y siempre te ayudaré".

Ahora usa la prevención para hacer cambios continuos en la vida de su hijo que resuelvan los sentimientos que desencadenan su comportamiento. Esto incluye:

.Fortalecer su conexión con usted (las grandes emociones pueden hacer que los niños se sientan desconectados), por lo que debe trabajar tanto en las emociones como en la conexión.