¡Gratis!, todos nuestros envíos son gratis, una vez que pidas tu zapatos, los mismos tardaran entre 5 y 7 días hábiles en llegar a la puerta de tu casa.

5 MANERAS DE HABLAR MENOS Y VENDER MÁS

Muchas compañías han reducido el entrenamiento en ventas minoristas, cuando esa es la mayor parte de su capacitación en ventas, los pensamientos lógicos para sus empleados son utilizar todos esos hechos para lograr la venta. 

Para acelerar una venta, debe presentar la cantidad justa de información en el momento justo, ya que el cliente tiene la necesidad de saber todas las características y el mayor número de beneficios que le proveerá el producto.

5 formas de hablar menos y vender más:

  1. Pausa después de que hayan hablado

El entrenamiento para hacer una pausa antes de hablar asegura que el comprador haya terminado su pensamiento y le haya dado tiempo al asociado para elaborar una respuesta que convenza al cliente de realizar la compra.

2.- Repita antes de ofrecer soluciones

En esa pausa, debe asegurarse de haber entendido las razones reales por las que el comprador está buscando un producto nuevo, reemplazo o actualizado. Es importante que identifiques las razones o emociones que llevaron al comprador a tu tienda, eso ayudará a que se logre la venta.

3.- Haga preguntas aclaratorias

Aquí es donde el vendedor comienza a contar opciones de pago, la entrega, desde varios modelos hasta y un sinfín de características. Para evitar que hable tanto, intente aclarar qué es exactamente lo más importante.

4.- Dé solo una solución a la vez

Conoce tu característica más importante y dale prioridad, debes ser capaz de conectar esa característica a un beneficio del producto.

5.- Pregúntese, ¿por qué sigo hablando?

Una de las cosas más difíciles de equilibrar es la necesidad de escuchar y la necesidad de hablar. Si alguna vez te preguntas si estás hablando demasiado, entrénate para notar cuánto estás hablando. Simplemente vaya al punto y haga solo un punto a la vez.

En resumen la clave para hablar menos y hacer más ventas es dar solo la información necesaria que el comprador requiere en ese momento que la necesita para realizar una compra. Algo más y te arriesgas a perder la oportunidad de que te compren por completo.