Deja de vender y empieza a escuchar

Saber escuchar es la base de toda relación. Pero escuchar no sucede porque sí,  tienes que hacer que suceda.
Mejora las relaciones con tus clientes con estos 5 sencillos tips.

Atención. Una de las primeras cosas es no distraerse cuando estés escuchando a alguien. Cuando nos perdemos algo, la mayoría de nosotros nos avergonzamos y tratamos de hacer una pregunta. El problema es que a los clientes no les gusta repetir. Mire su cara, observe sus expresiones y espere hasta que terminen de hablar.

Palabras clave. Escuche las palabras clave que la otra persona está diciendo. Pregúntese: "¿Qué es lo más importante en esta situación?" Cuando hagas eso, escuchará las palabras críticas que le ayudarán a resolver su problema. Eso le permite personalizar la interacción.

Parafrasear. Para asegurarse de que el cliente sabe que usted los entiende, repita lo que usted piensa que los escuchó decir. En un mundo que no parece importarle saben que usted los oyó correctamente.

Enséñelo. ¿Cómo puede otra persona saber que está escuchándolos activamente? Haga contacto visual, inclínese un poco. Asiente con la cabeza. Ustedes escucharán no sólo las palabras habladas, sino el tono y la inflexión para decir qué emoción tienen acerca de lo que están hablando, para que puedan responder en consecuencia. Asegúrese de esperar pacientemente para que terminen.

¿Qué no hacer?

Sólo hay una cosa que no hacer y es estar hablando o terminando frases mientras la otra persona está hablando. Haces eso porque quieres tratar de arreglar algo rápidamente, lo que puede o no ser lo que se necesita en ese momento. A veces, la gente sólo quiere sacar sus pensamientos. Usted debe evitar la elaboración de cualquier tipo de respuesta a lo que la persona dice hasta que haya confirmado que entiende lo que dijeron.

En una tienda, la primera habilidad que usted necesita dominar y utilizar es la capacidad de escuchar activamente y reaccionar, reafirmar, y animar a su cliente a comprometerse con usted.

Su habilidad para escuchar activamente cuando alguien está hablando con usted debe venir de su propia disciplina personal.