5 maneras de enseñar a tu hijo a hacer lo correcto

Es cierto. Los niños necesitan nuestros abrazos, pero eso no es lo que les enseña a hacer lo correcto. Entonces, ¿Cómo aprenden los niños?

Con nuestro ejemplo. Cuando asumimos la responsabilidad de nuestros actos, cuando pedimos disculpas, cuando regulamos nuestras propias emociones, los niños aprenden a asumir la responsabilidad, a disculparse, a regular sus propias emociones y tratar a los demás con respeto.

Con nuestra orientación . Cuando hablamos con ellos acerca de las opciones en sus vidas, los niños aprenden . ¿deben de mentir sobre su edad para conseguir un precio más barato en la admisión en el parque de diversiones?  ¿Debería ayudar a pagar para reemplazar el juguete de su hermana que se rompió? Habla con ellos sobre el hecho de que las elecciones éticas son algo que vale la pena hacer , incluso cuando decidir hacer lo correcto cuesta.

Con nuestros hábitos familiares. Cuando se les enseña a los niños  a "reparar " el daño en lugar de castigarlos,  automáticamente buscan hacer lo correcto. Cuando se enteran de que todo el mundo tiene sentimientos, aprenden a asumir la responsabilidad de sus actos y su comportamiento. Los niños realmente aprenden lo que viven. Les enseñamos lo correcto todos los días , por el ejemplo que damos y la cultura de la familia que creamos. Pero estos ejemplos son, literalmente, aprendiendo a hacer lo correcto.

¿Qué puedes hacer, todos los días , para ayudar a los niños elegir hacer lo correcto?

1. Manténte conectado . Cuando los niños no siguen nuestro ejemplo y nuestras reglas , a menudo es porque se sienten desconectados . Apaga tu teléfono , olvídate de tu lista de pendientes por un rato y dedica unos quince minutos sólo estar completamente amorosamente presente  con tu hijo.   Dentro de unos días, verás como tu hijo cooperará mucho más.

2. Establece límites con ayuda de la empatía.  Es decir, hazle ver a tu hijo que entiendes que algunos límites puedan no gustarle, pero que esos límites son por su bien. La empatía hace que los límites sean más digeribles para los niños y logra que los acepten por que son lo correcto.

3. Dar apoyo. Por ejemplo, quieres que lleve su plato a la cocina después de comer. Sabes que crear un nuevo hábito lleva un tiempo, así que al final de cada comida, anima a tu hijo, recuérdale y motívalo a llevar su plato a la cocina. Con el tiempo, poco a poco tu hijo irá  creando buenos hábitos de por vida.

4. Enseña a tu hijo a reparar el daño causado.  Ayúdalo con su malestar y a manejar la ira primero , entonces él va a estar abierto a   dar una solución.  Esto nunca debe ser visto como un castigo,  es una oportunidad para  que él pueda hacer las cosas mejor.
Por ejemplo, Si lo enseñas a limpiar su desastre después de jugar, eso lo hará tener más cuidado al hacer el lío para empezar.

5. Ayuda con las emociones.  Cuando los niños saben lo que es correcto pero no lo hacen es una señal de alerta de que están en las garras de grandes emociones . La única forma de " deshacerse " de las emociones es sentirlas , pero la buena noticia es que una vez que identificas su malestar y ofreces comprensión a tu  hijo, él va a "mostrar" esas emociones y van a empezar a evaporarse.

Como padres debemos ayudar a los hijos a experimentar lo bien que se siente hacer lo correcto.  El castigo , por el contrario , sólo funciona cuando los niños son pequeños y pueden ser forzados . Y debido a que se vieron obligados, el castigo no construye una autodisciplina que le permitan al niño a elegir hacer lo correcto.  Por supuesto , los niños todavía necesitan esos abrazos . Un abrazo es la distancia más corta entre dos personas.