Todos los envios y devoluciones son gratis y llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

FORMAS PARA AYUDAR A NUESTROS HIJOS A DESAROLLAR SU PERSONALIDAD

Todos los papás saben lo que se siente que te digan una y otra vez “Tus hijos son igualitos a ti”, cuando actúan o hacen algo similar a ellos. Y es cierto, son nuestros hijos, llevan algo de nosotros en ellos, sin embargo, cada uno de nosotros tienen una personalidad única que se va forjando con el tiempo a través de las experiencias personales e interpersonales.

 

Como padres, nos toca ayudar a los hijos a que puedan forjar sanamente su propia personalidad, aquella que ler permita afrontar los retos que puedan venir para ellos y a disfrutar de la vida en su plenitud. Para esto, te compartimos 3 claves para apoyarlos en el proceso.

 

Descubre cómo es tu hijo

Esto puede algo obvio y hasta simple, pero ¿cuántas veces te detienes a analizar las personalidad de tus hijos? A comprender cuáles son las cosas que los motivan, que los alegran, que los asustan, que los hacen enojar, etc. Acércate a ellos y pregúntales cuáles son sus deseos y sus metas, o qué es eso para lo que creen que son buenos. Recuerda que escuchar es la mejor forma de conocer a alguien.

 

Permítele estar en un entorno favorable para él

Muchas veces escuchamos hablar de niños que son un problema, hablan mucho en clase, se pelean, se frustran, no pueden estar quietos, etc. Los queremos tener en ciertas actividades extracurriculares en las cuales no están felices. Quizá el problema no sean ellos, sino que el ambiente en el que conviven no les es nada favorable y esto puede ocasionar que su personalidad se vea afectada con consecuencias en su vida adulta. Mantente siempre en búsqueda de brindarles el mejor entorno para que se puedan desenvolver.

 

Necesitan retos qué superar

Para complementar lo visto en el punto anterior, el brindar a tus hijos un entorno favorable para ellos no significa que no vayan a tener retos por superar, una vida sin obstáculos es también contraproducente. Aquí lo importante es que ellos se vean motivados por estos retos y realmente desafiados, lo que sacará las mejores virtudes de ellos y les enseñará el valor de la disciplina y el esfuerzo.