¡Gratis! todos nuestros envios y devoluciones son gratis y llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

CÓMO LOGRAR EQUIDAD EN LA FAMILIA

Los roles sociales de la familia han ido cambiando con los años, hombres y mujeres trabajan por igual y en algunos casos comparten las tareas en el hogar, a diario se busca la equidad en la familia, que todos cumplan con el mismo número de tareas, pero no siempre sucede.

¿Te tocó la época en que se afirmaba que la mujer debía estar en casa y cuidar a los hijos, y el hombre tenía que salir a trabajar para llevar el sustento económico? Tal vez, aún quede un poco de estas ideas.

Es cierto que la mujer ha logrado una mejor postura en la estructura social, ha sido reconocida por su capacidad intelectual, conseguido mejores puestos, un salario más justo; pero hay algo de su día a día que no han podido eliminar, la llamada “doble jornada”, es decir, que después de cumplir con las horas de trabajo en una empresa, todavía tiene que llegar a casa a preparar la cena, lavar los trastes, planchar la ropa... Y si tienen hijos, a revisarles la tarea, bañarlos y acompañarlos a la cama.

Seguramente te preguntarás ¿y cómo se logra esa equidad en el hogar? Por ello, te daremos algunos consejos que como familia pueden llevar a la práctica.

  1. Ninguna tarea es exclusiva. Lo primero que deben establecer, es que ninguna tarea del hogar es exclusiva de hombres o mujeres (todos pueden realizarlas, excepto si hay niños pequeños y las actividades representan un riesgo para ellos).
  2. Lista de actividades. Para que haya un control, es recomendable escribir una lista de tareas que deban realizarse por día o por semana (puedes pegar esa hoja en el refrigerador o en algún lugar visible). No te compliques, escribe el nombre de la persona y la actividad que debe realizar, si quieres también puedes establecer el tiempo en que debe hacerlo.
  3. Involucra a tus hijos. Dicen que las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra; así que no dudes en involucrar a tus hijos en las tareas del hogar (sea niño o niña deben participar), recuerda que estás buscando la equidad en familia, lo mejor será que tu esposo y tú pongan la muestra de que hombres y mujeres son capaces de hacer lo que se propongan.
  4. Incentivar: Cuando se haya logrado la meta en la realización de tareas, puedes incentivar con palabras, agradeciendo a los miembros de tu familia por su colaboración, compromiso y responsabilidad para mantener limpio el hogar. Si el incentivo va más allá de las palabras, pueden organizar una salida al cine o una comida en casa, algo rico y saludable.
  5. Rolen las tareas. Para que todos aprendan hacer distintas labores, rolen las actividades, se vale elegir, al azar o las que se acomode más a los tiempos de cada persona, a lo mejor la mayoría estudia o trabaja, así que sean justos.

No olvides que todos los días se debe trabajar para lograr la equidad en el hogar, no desistas de tu objetivo, pon en marcha los consejos, verás cómo la voluntad de mejorar la forma de vida de tu familia puede predominar sobre las ideas culturales arraigadas.