¡Gratis!, todos nuestros envíos son gratis, una vez que pidas tu zapatos, los mismos tardaran entre 5 y 7 días hábiles en llegar a la puerta de tu casa.

CONSIGUE QUE TU HIJO DEJE DE DORMIR EN LA CUNA SIN PROBLEMAS

Los cambios siempre causan incertidumbre, y si eres mamá o papá primerizo, una de las incógnitas es cómo hacer que tu hijo deje la cuna y se adapte a su nueva cama.

 Probablemente tú sientas más miedo de que pueda caerse, ya que en la nueva cama no tendrá los barandales o protecciones que tenía en la cuna. La transición será un verdadero reto para tu hijo y para ti, así que debes conocer los siguientes consejos para que sea más fácil lograrlo ¡Mucha suerte!

  1. Edad para cambiar de la cuna a la cama. A los tres años, es una buena edad para que el niño deje la cuna y comience a dormir en una cama, siempre cuidando su seguridad, por ejemplo, debes cerciorarse de que la cama no esté cerca de cables eléctricos, cortinas o cualquier objeto peligroso.
  2. Una nueva aventura. Decirle al niño lo genial que será tener una nueva cama porque ya es un niño grande. También es bueno que se involucre al niño eligiendo sus sábanas, pueden ser de su personaje favorito o las que más le agrade. Además se pueden añadir otros objetos decorativos a la habitación para que se emocione aún más con el cambio.
  3. No los abrumen. No es muy recomendable que los niños sufran tantos cambios, es decir si están aprendiendo a ir al baño solos o comenzaron a ir a la guardería o es su primer día de kinder, evita cambiarlos de la cuna a la cama, debe ser una cosa a la vez, para no abrumarlos con varios cambios en tan poco tiempo.
  4. Más seguros. Algunos niños se sienten más seguros con una manta, un oso de peluche, un muñeco o con luces nocturnas que proyectan estrellas en el techo o las paredes de su habitación. Estas cosas son importantes para ellos, porque los hace sentir protegidos y los ayudan a concilar más pronto el sueño.
  5. Dedícales tiempo antes de dormir. Los niños siempre necesitan tiempo de sus papás, para ellos es importante que les lean un cuento, que les canten una canción o que los apapachen, les den un beso y los abriguen antes de dormir.
  6. Dile cuánto lo amas. No hay nada más valioso para un niño, que sus papás les digan cuánto los aman y lo importante que él es en sus vidas, hacerlo sentir amado y protegido, siempre les dará seguridad.

Estos conejos serán muy útiles si tu hijo se encuentra en esa transición de dejar la cuna y dormir en una cama, sé paciente y ayúdalo a pasar de la mejor manera este proceso por el bien de su desarrollo.