¡Gratis!, todos nuestros envíos son gratis, una vez que pidas tu zapatos, los mismos tardaran entre 5 y 7 días hábiles en llegar a la puerta de tu casa.

5 maneras en las que una comida en familia mantiene sanos a los niños:

Reunirnos en familia a la hora de la comida es muy importante para la salud de los niños.  Es muy importante hacerlo en la manera de lo posible y aquí de decimos por qué...

1. Las comidas en familia previenen que se aumente excesivamente de peso: Comer 3 o más comidas en familia (cuando hay por lo menos un padre presente y la comida se prepara en casa) resulta en un 12% menos de probabilidad de que los niños tengan sobrepeso.

2. Las comidas en familia enseñan opciones sanas de los alimentos: Los hábitos alimentarios en la infancia con frecuencia son para toda la vida. Las familias que comían por lo menos tres comidas juntas experimentaron un declive del 20%  en su elección de alimentos poco saludables. Enseñarles a los niños a disfrutar los alimentos saludables en lugar de alimentos chatarra/basura es un regalo para toda la vida.

3. Las comidas en familia previenen los trastornos alimentarios: Los niños y los adolescentes que comían en familia por lo menos tres veces por semana experimentaron una reducción del 35%  en los trastornos alimentarios como lo son la anorexia y la bulimia.

4. Las comidas en familia también mejoran la salud socio-emocional: La capacidad para entender las emociones, expresar empatía, demostrar auto-regulación y formar relaciones positivas con pares y adultos se conoce como salud socio-emocional. Los niños con buena salud socio-emocional se adaptan bien al entorno escolar y tienen buen rendimiento académico, incluso en estudios a largo plazo. ¿Adivine qué niños tenían la mejor salud socio-emocional? Los que comían de forma habitual junto con su familia y hablaban sobre los hechos del día, contaban historias, etcétera.

5. Las comidas en familia pueden ayudar a los niños a lidiar con el acoso cibernético: Cerca de una quinta parte de los adolescentes son víctimas del acoso cibernético, lo que los pone en riesgo de depresión, abuso de sustancias y muchas otras preocupaciones. Pero los adolescentes que comen en familia con frecuencia pueden enfrentarse mejor al acoso cibernético y tienen menos probabilidad de abusar de sustancias o tener problemas de salud psiquiátricos, incluso después de haberse enfrentado cara a cara con el abuso o hostigamiento.

Tratar de tener lista la cena en la mesa entre prácticas deportivas y reuniones de la tarde es difícil de organizar. Siempre es más fácil comprar comidas rápidas  y tener una cena tipo campestre en el campo de fútbol. Pero, el hábito de comer comidas rápidas aunque es fácil de empezar es difícil de romper.

Fuente Copyright © 2014 Kathleen Berchelmann M.D., FAAP