¡Gratis! todos nuestros envios y devoluciones son gratis y llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

¿CUÁNTO TIEMPO DEBERÍAN PASAR NUESTROS HIJOS FRENTE A UNA PANTALLA?

Nos encontramos en un momento bastante especial, donde permanecemos mucho tiempo en casa y la TV así como los smartphones y tabletas son un recurso básciso tanto para nuestro trabajo como para nuestro entretenimiento, pero deberíamos preguntarnos cuánto nos afecta pasara tantas horas frente a una pantalla, y aún más importante, cuánto tiempo pasan también nuestros hijos.

 

En un momento en que el sus estudios dependen de estar conectados a sus computadoras o móviles, ahora nuestros hijos pasan mucho más tiempo al frente de una pantalla ya que al terminar sus clases seguirán conectados para jugar o platicar con sus amigos.

 

Es bien sabido que incluso el uso del celular antes de acostarse puede afectar el sueño por lo que se recomienda que no se haga uso de este al menos media hora antes de dormir, pero no siempre es fácil esto ya que nuestros hijos están muy acostumbrados a la tecnología (prácticamente hacer todo con el móvil en mano). Te compartimos unos tips para mediar el tiempo que tus hijos pueden estar al ferente de una pantalla digital:

 

Predica con el ejemplo

Varias veces los padres llegamos a ser los responsables del tiempo que los hijos pasan con sus celulares ya que imitan nuestro comportamiento. Muchas veces somos los primeros en sacar el celular durante la hora de comida o revisar nuestras redes sociales antes de dormir. Para que tus hijos modifiquen sus hábitos es importante que tú también trabajes en nuevo y saludables hábitos con menor uso de los dispositivos.

 

Escucha, no sólo regañes

Para las familias donde el uso de los celulares es una constante para generar momentos de discusión, en vez de buscar forzar un comportamiento que no se va a dar, intenta escuchar a tus hijos y entender qué los lleva asilarse en estos dispositivos, notarás la diferencia y conocerás más de ellos.

 

Pon límites que no sean agresivos

Si intentamos hacer que nuestros hijos dejen de usar tanto tiempo sus dispositivos de un día para otro es posible que ellos no lo acepten de buena forma. Es mejor realizar transiciones más suaves y aumentar poco a poco, les darás oportunidad de irse adaptando mejor.

 

Encuentren juntos una solución

Cuando los hijos se sienten escuchados y valorados es más fácil que quieran colaborar con nosotros para encontrar una solución donde todos quedemos satisfechos. No dudes en preguntarles cuál creen que sería la mejor respuesta para esta situación y cómo pueden lograrlo.

 

¿Qué opionas de estos tips? Compártenos cómo es que logras un balance con tus hijos y el tiempo que pasan frente al celular.