Queremos cuidarte, debido a las medidas sanitarias que estamos tomando por la contingencia tu pedido puede tardar un poco mas de los 5 a 7 días normales, agradecemos tu comprensión. ¡Juntos somos mas fuertes!

QUÉ SIGNIFICA SER UNA MAMÁ QUE TRABAJA EN CASA

Ser madre es una actividad de tiempo completo que en condiciones regulares exige todo de nuestro esfuerzo y sacrificio. Cuando se inicia una etapa de trabajo desde casa sorpresivamente nos encontramos con nuevas dificultades que nunca imaginamos. Es posible que hayas pensado que al estar en tu hogar las condiciones serían más favorables, pero ahora te encuentras ante un escenario de mayor estrés y dificultad para cumplir con tus deberes profesionales.

 

Y es que ser una mamá con hijos pequeños que trabaja desde casa no es nada sencillo, más allá de que se pueda pensar lo contario. Las situaciones pueden variar ya que quizá tengas tu pareja que también trabaje en casa, o quizá trabaje en oficina, o quizá puedas no tener pareja, etcétera. Ahora debes redoblar esfuerzos.

 

Desde temprano debes preparar desayunos, vestir a tus hijos y organizar sus actividades, además de prepárate tú también en caso de tener alguna reunión por videollamada, todo esto debe estar listo para cuando tu jornada laboral inicie. Tus hijos juegan y de vez en cuando te interrumpen con alguna pregunta propia de su edad, algo les molesta, les dio hambre o la peor de todas, un pequeño accidente. Cualquiera de estos te ha desconcentrado y debes atender la “emergencia” y calmar el ambiente antes de volver a tus labores.

 

No olvidemos que aunque estemos concentradas en el trabajo, hay una parte de nosotras que siempre está pensando en nuestros hijos, en lo que hacen (y no hacen). Los momentos de silencio son los peores ¿cierto? Parecen el aviso infalible de un momento de caos.

 

Lo más seguro es que al final del día no hayas logrado terminar todos tus pendientes y necesites dedicar un poco de tiempo en la noche para finalizarlos. Agotada, te preparas para descansar unas cuantas horas e iniciar una nueva jornada.

 

¿To esto te parece familiar?

 

Cuando los tiempos se tornan complicados, recuerda que lo mejor es hablarlo, siempre puedes expresarle a tus superiores cuál es tu situación, tus alcances y tiempos; además de que no tiene nada de malo en admitir que no podrás con ciertas actividades, es mejor ya que estas podrían ser asignadas a alguien más del equipo.

 

Atender tu trabajo y a tus hijos al mismo tiempo resulta muy difícil, pero recuerda que estos también pueden ser tu mayor motivación, aquello que te dé las fuerzas que necesitas para levantarte con el mejor ánimo cada día.

 

(conclusión)

Un reconocimiento a todas las madres que trabajan y que lo dan todo por su familia, por su carrera y por ellas mismas.