¡Gratis! todos nuestros envios y devoluciones son gratis y llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

PRINCIPALES MOTIVOS POR LOS QUE UN EMPLEADO RENUNCIA

En los últimos años, uno de los problemas más grandes a los que se enfrentan los gerentes, directores o dueños de negocio es el de mantener a los empleados por períodos considerables, y es que la tasa de rotación se ha elevado bastante lo cual se vuelve una complicación para las empresas por tener que invertir mayor tiempo en búsqueda y capacitación del personal.

 

Pero, ¿cuáles son las razones por las que los empleados renuncian? Aquí te las decimos:

 

No sentirse apreciado

Nadie permanece donde cree que no lo quieren. Motiva constantemente a tus empleados y hazles ver que estás contento con su trabajo.

 

Falta de reconocimiento

Muy similar al primer punto, no todo es regaño cuando las cosas salen mal. Reconoce las actividades bien ejecutadas y dale a cada quien el crédito que merece. Recuerda la frase: “Reconoce en público, corrige en privado”.

 

Creer que es mal pagado

Prácticamente todos hemos llegado a creer que no nos pagan lo suficiente, pero tampoco es para llegar a extremos. Analiza si los sueldos son justos en cada puesto y de acuerdo a sus funciones y responsabilidades. Un tip es hacer un estudio con otras empresas en el giro y saber cuánto están pagando.

 

Falta de liderazgo

Muchos empleados han confesado que renuncian porque sienten que no tienen la dirección correcta. Ellos necesitan líderes que puedan motivarlos, dirigirlos, supervisarlos y entrenarlos para las tareas que deban realizar. Recuerda que el líder es fundamental.

 

No hay crecimiento y desarrollo profesional

¿Quién podría quedarse donde no hay crecimiento o la posibilidad de mejorar? Nadie. 

 

Es muy importante que en tu negocio, los empleados vean la oportunidad de mejorar y crecer tanto económicamente como profesionalmente, ya que esto además de mantenerlos motivados, ocasionará que hagan de mejor forma sus deberes.

 

No sentirse realizado

Si alguien no se siente contento o realizado con su trabajo, se irá de ahí. Escucha a tu gente y conoce si lo que están haciendo les hace sentir contentos o forma parte de su proyecto de vida, en caso de que no, busca si hay una forma en que puedas ayudarlos. Ellos notarán que te importa.