Queremos cuidarte, debido a las medidas sanitarias que estamos tomando por la contingencia tu pedido puede tardar un poco mas de los 5 a 7 días normales, agradecemos tu comprensión. ¡Juntos somos mas fuertes!

Tener un negocio verde es posible

Emprender y mantener un negocio no es cosa sencilla. Requiere de inversión, organización y administración de los recursos humanos y materiales, entre muchas otras cosas; y es justo en este último punto en el que se requiere una especial atención para optimizar los elementos necesarios con los que una empresa o una institución trabaja.

Ser sustentable en un negocio es posible, pero requiere de esfuerzos comunes entre sus trabajadores basados en la consciencia del cuidado por el medio ambiente y el ahorro de la economía.

Por ejemplo, cuántas veces nos preguntamos qué hacer con la hoja que se imprimió mal, con las baterías y los focos que ya no funcionan, con la computadora que se descompuso o qué tipo de material será mejor para el mobiliario o equipamiento de la oficina.

Sea cual sea el giro del negocio, siempre podemos ser ecológicos y contribuir con la sustentabilidad. Si no estás habituado a hacerlo, es momento de actuar. No importa el rango que tengas dentro de la empresa o negocio, con pequeñas acciones como parte de tus actividades cotidianas ya estarás minimizando el impacto medioambiental.

Te compartimos estos diez consejos para tener un negocio verde. Te garantizamos que algunos resultados te sorprenderán en un corto y mediano plazo aunque los beneficios serán permanentes:

  1. Separa los residuos. Es importante colocar contenedores de basura para cada desecho. Lo más común es que sean dos: uno para orgánicos y otro para los inorgánicos. Sin embargo, también pueden ser todavía más específicos; por ejemplo, uno para el papel, otro para el vidrio, otro para la comida, otro para el metal, etc.
  2. Reusa el papel. Imprime sólo lo necesario para el trabajo. Un buen tip es imprimir en hojas de reuso para avisos internos, memorándums o impresiones de prueba. Puedes sustituir las tiras del papel triturado en lugar del plástico de burbujas o unicel para rellenar las cajas de envío con productos que requieren cuidado. Evita imprimir correos y, en la medida de lo posible, archiva tus documentos sólo de manera digital. Usa tu imaginación con los sobrantes de recortes de papel para darle otra utilidad como gafetes, separadores o envolturas.
  3.  Prefiere el correo electrónico. Envía tu información a través del correo electrónico y evita las invitaciones, avisos o cualquier otro tipo de mensajes en papel. Está demostrado que gran parte de este papel se revisa una vez y va directo a la basura, lo que significa desperdicio y gasto económico.
  4. Utiliza productos y materiales con garantía de certificación sustentable. Los productos “Made in Green” implican respeto a la salud, al medio ambiente y a los derechos humanos. Al usarlos y lograr la certificación de sustentabilidad, te distinguirá como una empresa socialmente responsable.
  5. Evita las botellas de agua en la oficina. En lugar de usarlas para reuniones o conferencias, coloca garrafones o jarras con agua y vasos de vidrio. En este punto sobra decir también que evites los vasos de papel, de plástico o unicel desechables. Éstos se usan tan poco que resultan ser un verdadero desperdicio, es totalmente inncesario.
  6. Usa utensilios de plástico o vidrio para tu lunch. Si compras comida para llevar, pide que te los den en utensilios reutilizables. Mejor usa contenderores de comida y cubiertos propios y así evitarás contaminar con unicel, que tarda entre 500 y 800 años en degradarse.
  7. Utiliza transporte alternativo. Si es posible, usa en la empresa automóviles energéticos, bicicletas o el autobús. ¿Sabías que las ciudades sustentables priorizan en la pirámide del transporte al peatón, seguido de la bicicleta, la motocicleta, el transporte urbano y finalmente el automóvil, por ser el más contaminante?
  8. Revisa las instalaciones frecuentemente. El mantenimiento de la empresa donde laboras debe incluir la revisión de posibles desperfectos en las instalaciones, así como de la infraestructura, en general. Cuida que no haya goteras en los techos ni fugas de agua. Cuida las instalaciones eléctricas, usa focos ahorradores y apaga los aparatos eléctricos. ¡Ah! y no olvides apagar la luz antes de salir.
  9. Usa la infraestructura verde. Los paneles solares, así como los techos y paredes verdes son una excelente opción para optimizar la energía, conservar el clima y embellecer los espacios de una manera natural y eficiente.
  10. Fomenta la cultura verde entre los empleados. Se trata no sólo de realizar acciones dentro de la empresa, sino de crear una cultura de sustentabilidad que vaya más allá mediante la participación en campañas de reforestación, recolección de basura, adopción de espacios verdes, de protección animal u otras actividades sociales.

Verás que estas prácticas traen consigo muchos beneficios en ahorros económicos considerables y en una consciencia colectiva sustentable, factores indispensables para hacer posible un negocio verde.