Aplican cargos por devolución en 2x1 y los pedidos llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

5 TRUCOS PARA SER MÁS EFICIENTE EN TU JORNADA LABORAL

Las exigencias del mundo laboral y profesional han cambiado, y no son las mismas que ace unas cuantas décadas. El trabajo duro, largas jornadas, salidas tardes y demás sacrificios ya no son suficientes si queremos conseguir los resultados que buscamos. Para obtenerlos debemos ser eficientes, no se trata de trabajar duro sino de trabajar de forma inteligente.

Por eso te compartimos 5 trucos para volverte más eficiente en tu trabajo y lograr sin problema tus objetivos.

1- Mantente firme a tu agenda

En el día a día es muy común encontrarnos con pequeñas (o grandes) situaciones que nos distraen de nuestras actividades principales, haciendo que tardemos más en terminarlas o simplemente perdiendo el tiempo. Evita en la mayor medida posible ser participe de este tipo de situaciones, piensa si realmente es necesario que tú te involucres en estas o que deban ser resueltas inmediatamente. Quizá puedas postergarlas sin consecuencia alguna.

2- Delega

Delegar es una habilidad que a algunos profesionales se les complica demasiado, quizá por la falta de confianza en su equipo o una gran preocupación de las cosas salgan como ellos lo imaginan. Sin embargo, el delegar responsabilidades de las que tu personal es capaz de realizar sin problema puede traerte increíbles resultados. Tendrás más tiempo para preocuparte por lo que sí debes de ocuparte personalmente y además motivarás a tus empleados brindándoles la confianza que necesitan.

3- Elimina las micro-distracciones

¿Te has puesto a pensar cuánto tiempo te quitan las micro-distracciones? Hablamos de las veces que “consultas” tu teléfono sin necesidad de hacerlo, quizá para ver solamente si has recibido un mensaje (aunque no te haya llegado alguno), o revisar tus redes sociales. Existen estudios que estas micro-distraccioes pueden llegar a robar horas al día productivo de una persona. Vuélvete consciente de esto para saber qué y cómo eliminarlas de tu día a día.

4- Nunca dejes de hacer las cosas

El estrés es parte de la vida sobretodo en el ámbito laboral. Cuando los niveles de estrés son altos es fácil dejar de ser productivos y comenzar a preocuparnos, el miedo a las consecuencias nos inmobiliza y entramos en un ciclo interminable donde no terminamos nada. Aprende a dominar las emociones y continúa con tus actividades, una vez que las finalices notarás cómo el estrés se va.

5- Siempre prioriza

Similar a lo que explicamos en el primer punto, a veces priorizamos actividades que no necesariamente deban hacerse antes que otras, y para algunos puede ser complicado identificarlas. Si tú tienes problemas para saber cómo ordenar los deberes de cada día, te compartimos matriz de Eisenhower, con la que te será más fácil acomodar tus pendientes:

No. 1 Urgente e importante: Hazlo inmediatamente

No. 2 Importante pero no urgente: Hazlo cuando hayas terminado el No. 1

No. 3 Urgente pero no importante: Delégalo

No. 4 No es ni importante ni urgente: No te preocupes por ello.