¡Gratis! todos nuestros envios y devoluciones son gratis y llegan entre 5 y 7 dias a la puerta de tu casa.

LOS HÁBITOS DE CONSUMO VAN A CAMBIAR. ¿QUÉ PUEDES HACER AL RESPECTO?

Han pasado ya unos meses de haber iniciado la actual contingencia por la pandemia del COVID-19, y los comercios siguen luchando por mantenerse abiertos a pesar de la caída del comercio a nivel mundial.

 

Ante la incertidumbre que rodea el saber cuándo volverá todo a la “normalidad”, muchas personas han optado por cambiar sus hábitos de consumo decidiendo por las bienes básicos y el aumento en sus compras online. Y aunque es cierto que es necesario que la economía siga fluyendo a través de la compra-venta de bienes y servicios, el miedo ha llevado a muchos usuarios a preferir ahorrar el poco o mucho dinero que puedan tener.

 

Y es que es bien sabido que cada época de crisis, aunque difícil de superar, siempre trae consigo nuevas oportunidades, es aquí donde queremos enfocarnos para ampliar la visión como líderes de nuestros negocios sobre las acciones disruptivas que podemos llevar a cabo y seguir en la mente del consumidor.

 

El coronavirus dejó expuesta la fragilidad en la cual se movían los sistemas económicos actuales cobrando la vida de millones de comercios alrededor del mundo. Además, obligó al consumidor a replantear la forma de consumo que acostumbraba y cambiarla de un día para otro. Las grandes empresas han modificado sus canales de venta para hacerlos más accesibles y económicos lo que supone un ahorro al consumidor final. Pero entonces ¿Qué pasa con los pequeños comercios?

 

Sin bien es cierto que se podría pensar que el usuario estará preocupado sólo por si mismo cuidando cada peso que tiene en la bolsa, te sorprenderías. Muchos siguen comprando en las grandes cadenas buscando optimizar sus gastos, sin embargo basta con navegar un poco en medios digitales para darse cuenta de las campañas que han surgido como iniciativas para apoyar a estos pequeños comercios. La tiendita de la esquina, los pequeños restaurantes o incluso los comercios de ropa.

 

La clave en este punto es estar en la mente del consumidor y facilitar el acceso a tus bienes. Como mencionamos antes, está buscando nuevas formas de adquirir sus productos (ya sean de primera necesidad, y en ciertos casos no), y esto ha llevado a que estos pequeños comercios implementen acciones de servicio a domicilio, recibir pedidos por whatsapp o facebook, pago con tarjeta, entre otros.

 

Aquí te damos unos puntos importantes para que implementes en tu negocio y ofrecerle mayor valor a tus productos y/o servicios:

 

  • Aprovecha los medios digitales para estar en contacto y sobretodo disponible con tus clientes.
  • Diseña formas en cómo tus productos se pueden adaptar a las nuevas necesidades.
  • Nunca te olvides de la experiencia de compra. Recuerda que la gente prioriza antes el servicio que el precio.
  • Supera el miedo al cambio. Inténtalo y si no funciona, lo puedes intentar otra vez con algo distinto.

 

No olvides que entre más rápido actúes, más rápido sabrás que funciona y que no y seguir afinando la estrategia. Así que es momento de poner las manos en acción.